El Entrenamiento no se vuelve fácil

¿El frío? se quita corriendo.

¿El calor? se hace placentero.

¿El horario? a la hora que sea.

¿La velocidad? la disfrutamos.

¿La distancia? la gozamos.

¿El lugar? donde sea.

 

Cuando uno ama lo que hace, los pretextos son tonterías, las adversidades son poderosas motivaciones y sabemos que el entrenamiento no se hace fácil, nosotros nos hacemos fuertes.

 

Y después de años de entrenamiento nos damos cuenta que lo más difícil es dejar de hacerlo.

 

Con cariño les escribe un corredor más, Omar Martinez.

@Vomarmar en twitter e instagram.

 

¡Cambio y fuera!

 

#CorrerMeHaEnseñado