Lo que dejo el mundial bajo techo en Portland

Estados Unidos dominó el campeonato mundial bajo techo de atletismo de una forma avasalladora. Trece medallas de oro, seis de plata y cuatro de bronce ilustran la superioridad del país anfitrión.

 

Etiopía gana en 3mil.

A mi criterio, la mejor atleta del momento es Genzebe Dibaba, plusmarquista mundial de 3.000 metros en pista cubierta, revalidó su grandeza en Portland con una competencia sin rival.

Kejelcha de Etiopía también dio muestra que esta para ser considerados uno de los mejores corredores del mundo, con apenas 17 años, ganó con 7:57.22.

 

1500 inesperado.

Todo apuntaba que el plusmarquista en mil metros Ayanleh Souleiman, que encabezó el grupo las cuatro primeras vueltas, se llevará la competencia pero el norteamericano Matthew Centrowitz levantó al público de sus asientos con su victoria llegando desde atrás.

 

La revolución del 800.

La holandesa Francine Niyonsaba tiene un talento increíble y ya empieza a destacar, ganó el 800 frente a competidoras de nivel como La norteamericana Ajee Wilson, que llegaba con la mejor marca, y la keniana Margaret Wambui. Francine cambió bruscamente en la penúltima vuelta y se fue en busca de la victoria. Llegó justa de fuerzas pero con reservas para ganar en 2:00.01, mejor marca mundial del año.

 

En los hombres, el antes trabajador en un McDonald's, Boris Berian se llevo el 800 dando la sorpresa y apuntando fuerte para Olimpiadas.

 

Venezuela hace historia.

La venezolana Yulimar Rojas conquistó  la medalla de oro del triple salto femenino en el Campeonato Mundial de atletismo en pista cubierta en Portland, Estados Unidos, con un brinco de 14.41 metros. Es la primer medalla para su país en un mundial de atletismo.

 

España en el medallero.

Ruth Beitia, a sus 36 años, la española se colgó la plata en altura, duodécima medalla de su carrera en un gran campeonato. Le ganó la niña Cunningham (18 años), que se impone y dará de qué hablar en olimpiadas.

 

Velocistas Checos, lo mejor del momento.

Pavel Maslák revalidó el título mundial al triunfar en Portland. El checo se impuso en la recta final con el tiempo de 45,44 segundos y ganó al igual que en el campeonato de Sopot, Polonia, hace dos años.

 

Qué gran antesala para Juegos Olímpicos de Río 2016, los atletas empiezan a entrar en forma y darán espectaculares batallas.

 

Por Omar Martinez

@Vomarmar en twitter e instagram.

 

#CorrerMeHaEnseñado