Logrando lo imposible, la historia de Roger Bannister

Todos tenemos aspiraciones en la vida y sueños que parecen imposibles, por eso nos adiestramos, nos entrenamos y esforzamos, durante el camino habrá gente que te apoye o gente que te critique, pero cuando crees en ti, nada te parará hasta lograr tu gran anhelo.

 

En los años 50's la gente creía que era imposible que el cuerpo humano no podía correr debajo de los 4 minutos en la milla porque colapsaría con la presión.

Eso pensaban tanto expertos como médicos hasta que Roger Bannister probó que estaban equivocados, entrenó a su manera y creyendo que podría hacerlo.

 

Bannister provenía de una clase trabajadora, alejado de lujos tuvo que trabajar duro para ganarse la vida, fue gracias a su talento como corredor que pudo estudiar medicina en la Universidad de Oxford.

 

"Correr mucha distancia me es aburrido, me gusta correr rápido" Frase de Bannister.

 

Roger lo tenía claro desde un principio, la distancia de 1500 metros era su preferida y se entrenó con tenacidad hasta llegar a niveles olímpicos.

 

En Helsinki 1952 las expectativas eran altas; Bannister esperaba ganar los 1500 metros y a su vez Gran Bretaña esperaba mucho de él, era el gran favorito.

Llegaría su gran momento y tenía toda la atención de su país, en el último momento el horario de la carrera se cambió, lo que rompió la rutina de descanso de Bannister y terminaría cuarto.

 

La prensa lo acabo, escribían que era un fracaso, quedó tan disgustado que pasó los dos meses siguientes decidiendo si dejaría de correr.

 

Pasaría el tiempo y recuperaría la confianza, se puso como meta lograr lo imposible, romper con la barrera de 4 minutos en una milla. Desde 1940 el récord de correr una milla era 4:01, doctores y científicos pensaban que era físicamente imposible hacerlo en menos de 4 minutos.

 

Bannister comenzó a entrenar una hora y media a su manera con intensos ejercicios de velocidad, sabía que era difícil pero probaría a todos que se equivocaban.

 

El 6 de mayo de 1954 sería el día en el que Roger Bannister tendría un compromiso con su destino, expertos creían que el récord solo podría ser roto en un día sin viento y en un clima templado, sin embargo ese día fue frío y húmedo.

 

Bannister llegó a la carrera descansado y motivado, sentía la sensación de hacer algo increíble a pesar de unas condiciones pésimas en la pista, Roger corrió la carrera y la ganó con un tiempo de 3:59, LOGRANDO LO IMPOSIBLE.

 

46 días después, su hazaña fue rota por el australiano John Landy, que corrió la distancia en 3:58,0. A raíz de esto se generó una gran expectación por ver un enfrentamiento directo entre estos dos atletas en una misma carrera.

 

La gran batalla entre Landy versus Bannister tuvo lugar en los Juegos de la Commonwealth celebrados en Vancouver. Era la primera vez que Bannister y Landy competían juntos.

Landy dominó durante la mayor parte de la prueba pero al final Bannister fue el más rápido y acabó ganando con un tiempo de 3:58,8 por los 3:59,6 de Landy que fue segundo.

 

Los sueños se pueden hacer realidad pero hay que creer y trabajar muy duro, no dejarse vencer por adversidades y críticas.

 

Con cariño por un corredor más, Omar Martinez, @Vomarmar en twitter e instagram.

¡Cambio y fuera!

 

#CorrerMeHaEnseñado