El Campeón Olímpico Aries Merritt se recupera de un trasplante de riñón

Al plusmarquista mundial (12.80 en 2012) y campeón olímpico en Londres en 110 con vallas le afectaba una rara enfermedad hereditaria que hace presa, especialmente, en personas afroamericanas.

 

El vallista la desarrolló y le fue diagnosticada en 2013, pero su hermana, LaToya, ha resultado inmune, y de hecho es quien ha donado el órgano. Una dramática historia que ha dotado de fuerza a Merritt para que vuelva a competir en Rio 2016.

 

El camino no será fácil, porque tendrá que ganarse la plaza en los temibles Trials de Eugene. Y ante rivales de una calidad enorme.

 

Antes de los Mundiales de Atletismo en Beijing en agosto pasado, a los 30 años de edad, compartió con el mundo que había estado sufriendo de la enfermedad renal. A pesar de su función renal estar en torno al 20 por ciento, fue capaz de ganar el bronce en los 110 metros con vallas sólo cuatro días antes de someterse a un trasplante.

 

El 1 de septiembre de 2015, el campeón olímpico recibió un regalo de su hermana La Toya que cambiaría su vida, un riñón.

 

"La amo hasta la muerte", dice Merritt para UsWeekly quien agregó que el trasplante fue un éxito. "Mi función renal es aproximadamente en un 100 por ciento, está funcionando muy normalmente."

 

Sin embargo, cuando se le diagnosticó la enfermedad paso momentos difíciles en los que pensó que su carrera en pista había terminado.

 

 

"El médico dijo en un principio que no iba a ser capaz de correr nunca más ... y así que resignado pensé, bueno, gané una medalla de oro, logré mucho en el deporte, tengo el récord mundial, tengo todo lo que se puede tener en este deporte. Pero me encanta correr," describe Merritt su experiencia, así comenzó a entrenar de nuevo a finales de 2015, explica. "Cuando te quitan algo que amas es trágico. Es como quitarte un ser querido. Me encanta el atletismo, esta es mi vida, esto es lo que hago, y tomando eso de mí, sólo sería devastador para mí. Y cuando pensaba que iba a ser quitado, estaba devastado, estaba tan deprimido y tan abajo"

 

Afortunadamente, el corredor de vallas está de vuelta y listo para competir.

 

"Va a ser un reto, será duro. Pero sabía que este año sería debido al trasplante de riñón", dijo sobre su regreso.

 

"Estoy en gran forma y mi velocidad no ha ido a ninguna parte, el objetivo final sigue siendo la defensa del título de 2012" menciona Aries.

 

Si Aries Merritt llega a ganar en Rio 2016, estaríamos ante una de las grandes hazañas que ha dado el deporte.

 

Con cariño les escribe Omar Martinez, un corredor más @Vomarmar en twitter e instagram.

 

¡Cambio y fuera!

 

#CorrerMeHaEnseñado