¿Quieres ser buen corredor?

¿Quieres ser buen corredor?

 

No importa qué distancia corras ni cuánto tiempo corras, sino que disfrutes del tiempo de esa distancia.

 

Dentro de ti hay potencial de hacer más allá de lo posible, pero necesitas que tu actitud sea positiva y si por alguna razón no has luchado, no te has esforzado por destacarte, por superarte, tal vez es por autolimitarte, diciéndote a ti mismo que no puedes más, que es imposible, porque lo intentaste, fracasaste y hoy tienes miedo de volver a fallar.

 

A lo mejor ya no te atreves a luchar por la excelencia, por limitaciones que sufriste de parte de otras personas, fuiste criticado, te dijeron que no servías, menospreciaron tus sueños y bajaron tu autoestima, cualquiera que sea la razón y te encuentras frenado en la vida, créeme, aún puedes seguir adelante, mucho más de lo que imaginas.

 

La excelencia no es un accidente, es el resultado de tomar buenas decisiones y de un esfuerzo sincero. Cuando entiendes eso, corres más rápido, más fuerte, con más entusiasmo, aprendes de las derrotas, disfrutas del sacrificio, del trabajo duro, del cansancio y del dolor, te empeñas por ser mejor.

 

Quien persigue la superación no se conforma con seguir siempre igual, no desaprovecha sus talentos o aptitudes. Se entrena con tesón y perseverancia, porque sabe que el progreso le llevará a realizar sus sueños y lo preparará para nuevos retos.

 

FALLANDO ES COMO TE HACES BUEN CORREDOR.