La increíble historia de lealtad de Arthur "El perro atleta"

Las acciones causan sentimientos, emociones y mueven a las personas a realizar algo, eso es inspirar.

 

Un perro ecuatoriano llamado "Arthur" inspiró en el 2014 a mucha gente gracias a su acto de coraje, fidelidad y fuerza de voluntad.

 

Un equipo de exploradores suecos liderado por Mikael Lindnord estaba participando en la competición de 430 millas, “Adventure Racing World Championship”, se celebró en Ecuador.

 

Durante la competición un perro callejero se le acercó a Mikael, conmovido por su aspecto, él le dio una albóndiga y ese fue el comienzo de una épica historia. El perro siguió a Mikael durante toda la prueba y finalmente decidió adoptarlo como fruto de su amistad.

 

La Adventure Racing World Series, una competencia que reúne a los mejores atletas en carreras de aventuras. consta de pruebas de navegación, trekking, bicicleta de montaña, escalada, canotaje.

 

La conmovedora historia comenzó luego de que Mikael Lindnord, el capitán del equipo de deportistas suecos, le ofreciera unas albóndigas durante uno de sus descansos.

 

Después de tan noble gesto, el perro los siguió durante un trayecto a través de 32 kilómetros (19 millas) de montañas y caminos de lodo.

 

El perro se negó a dejar de lado al equipo que le había dado de comer, nadó junto a ellos mientras se desplazaban por los ríos, arrastrándose cuesta arriba y tirándose por zonas donde el barro llegaba hasta las rodillas.

 

Los suecos quedaron impactados con su lealtad y coraje que tuvo el animal, así que le pusieron el nombre de “Arthur”. 

 

Llegaría una dura etapa en la que consistía en viajar por 60 kilómetros (37 millas) por río en kayaks, los organizadores recomendaron no llevar a Arthur para no arriesgar la vida de nadie, así que abandonaron al valiente Arthur.

 

Ese momento fue espectacular ya que la fuerza de voluntad de Arthur se agigantó y nadó al costado de sus kayaks.

Viendo la persistencia del animal, uno de los competidores lo subió a su bote y lo envolvió en su chaqueta, según informó The Daily Mail.

 

"En un momento de la carrera tuvimos que tomar un descanso y el perro estaba totalmente destrozado. Abrimos dos latas de comida y le dimos, porque en la selva no pudimos encontrar comida para él", recordó uno de los atletas

 

Al terminar la carrera Arthur quedó maltratado y presentaba un corte en la espalda, por lo que fue llevado a un veterinario en Quito, pero dejo impactado al mundo por su gran hazaña.

 

El equipo sueco decidió adoptarlo oficialmente y llevárselo de regreso a su país. Sin embargo para esto necesitaban la aprobación del su gobierno.

 

"Casi lloré frente a la computadora cuando recibimos la decisión del Consejo de Agricultura en Suecia", indicó Lindnord del Team Peak Performance.

  

Cuando aterrizó en su nuevo país, Arthur tuvo que permanecer en un centro de aislamiento en Suecia para comprobar su estado de salud. 

 

“Yo vine a Ecuador para ganar el campeonato. En cambio, tengo un nuevo amigo“, comentó Mikael.

 

Team Peak Performance quedó duodécimo en la carrera extrema de 2014, pero eso no parece preocuparles demasiado, ganaron mucho más que un campeonato.

 

Por un corredor más, Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

#CorrerMeHaEnseñado