Nada y Todo.

PARA ALGUNOS ES NADA.

PARA OTROS ES TODO.

 

Siempre debemos tomarnos un tiempo para reflexionar y valorar lo mucho o poco que tenemos. Me queda claro que el deporte no es un acto vacío, va más allá de lo que ven nuestros ojos, se trata de crear esperanza, de motivar al corazón, de revelar el carácter, de formar valores, fomentar vínculos emocionales. Lo que necesita este mundo es más deporte, porque un deportista es una persona positiva con una menta clara, orientada a objetivos, motivada y consciente de lo que significa el esfuerzo.

 

En este planeta, ahora mismo, hay dos clases de personas, las que se quejan o las que lo hacen, las que se esfuerzan o las que se conforman, las que renuncian o las que siguen adelante, las que sufren o las que gozan, las que caen o las que se levantan, las que miran al cielo o las que ven al suelo... Ante los problemas o las adversidades tú decides qué clase de persona quieres ser.

 

“Hay dos maneras de difundir la luz: ser la lámpara que la emite o el espejo que la refleja” Lin Yutang

 

#CorrerMeHaEnseñado

 

Les escribe con cariño en alguna parte del mundo, un corredor más, Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

 

¡Cambio y fuera!