Sin emoción nadie logra ser campeón

Si sientes ira, corre, te calmarás.

Si sientes decepción, corre, se te olvidará.

Si te pones triste, corre, te ayudará.

Si te sientes desanimado, corre, te motivarás.

Si correr te ha servido, necesitas correr más.

 

Podría parecer que el enojo, la desdicha o cualquier emoción negativa no es útil para nuestra vida, pero al contrario, esos sentimientos pueden motivarnos a detener o cambiar lo que nos hizo sentirnos de esa manera. La ira, la decepción, el desánimo, nos motiva a realizar cambios y si se enfoca de manera positiva, podemos lograr cosas que nunca nos imaginamos.

 

El problema radica en no querer movernos de una situación afligida, dejar que se desborden las emociones y nos sintamos incapaces de salir adelante.

Yo escribo de correr pero cualquier actividad positiva, llámese deporte, leer, pintar, tocar música, cantar, etc, ayuda a manejar nuestras emociones o realizar cosas extraordinarias cuando tenemos enojo o pasamos por situaciones amargas.

 

Si crees que lo que haces no tiene sentido, parece inútil, poco provechoso es que no estás sintiendo, porque SIN EMOCIÓN NADIE LOGRA SER CAMPEÓN, nadie se levanta cuando todos están dormidos, nadie se esfuerza cuando todos se han rendido, nadie sigue luchando aún habiendo perdido. La emoción te da la sensación de que todo es posible.

 

Por un corredor más, Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

‪#‎CorrerMeHaEnseñado‬

¡Cambio y fuera!