La importancia del entrenamiento de fuerza para corredores

LA IMPORTANCIA DEL ENTRENAMIENTO DE FUERZA PARA LOS CORREDORES.

 

Bien dicen que sólo corriendo no llegarás muy lejos (referencia al tema de rendimiento), para mejorar tu ritmo de carrera tienes que hacer otras actividades como son los ejercicios de técnica y el trabajo de fuerza.

 

Mucha gente confunde el trabajo de fuerza con cargar mucho peso e incrementar músculo, la realidad es que debe ser un entrenamiento funcional, enfocado a la disciplina que practiques.

 

Ya lo he escrito en anteriores artículos, el corredor de fondo necesita ser ligero, cada peso extra merma su rendimiento en cada kilómetro que recorre, por eso los fondistas son extremadamente delgados a comparación con otros atletas como los de velocidad.

 

Lo anterior no quiere decir que el fondista no requiera hacer fuerza, al contrario, es parte esencial de su entrenamiento y la clave para correr mejor además de prevenir las lesiones. 

 

Hay demasiada información acerca de este tema pero lo importante es saber qué músculos trabajar y cómo trabajarlos.

Nosotros los corredores tenemos muchas debilidades musculares, lo que ocasiona un bajo rendimiento y origen de lesiones. Por lo tanto se debe priorizar en todo entrenamiento de fuerza el reconocimiento de debilidades musculares para posteriormente trabajarlas. De nada sirve trabajar la fuerza de forma global, más que para hacer más fuerte lo que tenemos fuerte y dejar débil lo que está débil.

 

Si no trabajamos de forma específica la musculatura débil, terminaremos con grandes desequilibrios musculares, difícilmente conseguiremos mejorar nuestro rendimiento, y tendremos lesiones que pararán el período de entrenamiento. Por eso mi principal recomendación es trabajar las debilidades musculares, en hacer fuerte los músculos débiles, y especialmente aquellos músculos implicados al correr.

 

Para que entiendan el concepto de debilidad muscular les pondré un ejemplo, un corredor que después de un buen tiempo se pone a jugar fútbol, baloncesto u otro deporte, al día siguiente terminará adolorido, a pesar de estar en gran estado físico, su debilidad muscular es evidente ya que otras personas que practican esos deportes al día siguiente no tendrán ninguna dolencia, eso es porque ocupan otros músculos que al correr no se fortalecen.

 

Generalmente la fuerza se suele trabajar dos veces por semana ya sea en gimnasio o con ejercicios sin peso, La musculatura involucrada para correr generalmente son los flexores de cadera (psoas mayor y pectinio) además de isquiotibiales (bíceps femoral, semimembranoso y semitendinoso). Los flexores de cadera son importantes para la elevación de la pierna y rodilla, mientras que los isquitibiales realizan una función importante en el impulso. 

De poco sirve trabajar el estado cardiovascular con el entrenamiento de carrera si muscularmente eres débil. En estudios se ha encontrado que tanto flexores de cadera como isquiotibiales son grupos musculares generalmente débiles en corredores populares, e incluso de semi-élite /élite.

 

Para profundizar en el tema les invito a leer el libro "Entrenamiento de fuerza para corredores" (http://www.libreriadeportiva.com/G68499-entrenamiento-de-la-fuerza-para-corredores-8-semanas-para-mejorar-el-cuerpo-del-corredor.html) del entrenador de corredores Jeff Horowitz quién simplifica el entrenamiento de la fuerza en tan solo dos sesiones semanales, de 20 minutos, sin gimnasio, contiene más de 40 ejercicios y programas progresivos.

 

Todo atleta sabe que si no hay fuerza no hay mejora, y por lo tanto el rendimiento se ve disminuido. Sólo cuando el trabajo cardiovascular y el muscular están equilibrados se dará el progreso en rendimiento, de otra forma se pone en peligro la salud deportiva por hacer entrenamientos cardiovascularmente intensos sin estar muscularmente preparados.

 

Con cariño les escribe un corredor más, Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

 

#CorrrerMeHaEnseñado