Fácil o Difícil.

FÁCIL O DIFÍCIL.

 

Existen momentos en los que te das cuenta de que no es fácil lo que haces, te vuelves más humano, misericordioso, aprendiz del fracaso y honrado con tus pensamientos.

 

Mucha gente se quiebra cuando las cosas se ponen difíciles, abandona cuando deja de sentirse cómodo y se da cuenta de que no es fácil continuar.

 

Para algunos es fácil y para otros es difícil, el detalle se encuentra en la forma de entrenar tanto tu cuerpo, mente y actitud. 

 

Pero SI PIENSAS QUE ES FÁCIL, SE TE HARÁ DIFÍCIL.

Y SI ESTÁS ACOSTUMBRADO A LO DIFÍCIL, LO HARÁS VER FÁCIL.

 

Porque...

 

Fácil es decir.

Difícil es hacer.

 

Fácil es renunciar.

Difícil es continuar.

 

Fácil es criticar.

Difícil es apoyar

 

Fácil es soñar todas las noches.

Difícil es luchar por un sueño.

 

Fácil es exhibir la victoria.

Difícil es asumir la derrota.

 

Fácil es entrenar.

Difícil es darle el verdadero valor.

 

Fácil es prometer.

Difícil es cumplir.

 

Fácil es decir que amamos.

Difícil es demostrarlo.

 

Fácil es conformarse.

Difícil es mejorar..

 

Fácil es cometer errores.

Difícil es aprender de ellos.

 

Fácil es pensar en ganar.

Difícil es prepararte para ello.

 

Con cariño les escribe un corredor más, 

Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

 

¡Cambio y fuera!

 

#CorrerMeHaEnseñado