NO TENGO ALAS

No tengo el cuerpo ideal.

No tengo el talento natural.

 

DIOS NO ME DIO ALAS.

PERO TENGO PIERNAS Y CON ELLAS.

SIENTO QUE VUELO.

 

Y lo más importante...

 

NO TENGO GANAS DE RENDIRME.

 

Sé que no es fácil pero seguiré adelante cueste lo que cueste, porque tengo un gran sueño y no pienso en otra cosa más que en hacerlo real.

 

Y eso merece un esfuerzo leal.

 

Por un corredor más, Omar Martinez.

@Vomarmar en twitter e instagram.

#CorrerMeHaEnseñdo

¡Cambio y fuera!