¿Qué es la actitud?

¿QUÉ ES LA ACTITUD?

LA GRAN DIFERENCIA ENTRE RENUNCIAR O CONTINUAR.

 

En nuestra vida siempre nos encontraremos con diferente tipo de gente y conviviremos con diversas mentalidades.

 

En las actividades físicas o en el deporte siempre se darán a conocer las formas de pensar o actitudes de la gente, no existe otra mejor forma que las revelen.

 

Ante los retos:

 

Existe gente que piensa que son difíciles e imposibles, pero también quienes piensan que son apasionantes.

 

Hay personas que no sueñan con grandes logros, mientras que otras se entrenan para alcanzar grandes logros.

 

Se hallan individuos que se quejan de las adversidades, entretanto hay otros que les motiva.

 

La ACTITUD hace la gran diferencia entre perder o aprender, continuar o renunciar, conformarse o superarse, tener un mal día o un buen día, jugar con tu talento o aprovecharlo.

 

A veces nos olvidamos de la importancia que tiene la actitud y es cuando flaqueamos o empezamos a perder el entusiasmo.

 

Les platicaré la historia de dos corredores, les llamaremos A y B.

 

El corredor A es talentoso por naturaleza y se le da fácil el deporte, por lo que entrenando se hace de un nivel superior. El corredor B no tiene gran talento pero entrena con constancia y disciplina.

 

Cuando se enfrentan, el corredor A le gana con facilidad al B, así podrán pasar dos o tres años, siempre detrás del corredor A.

 

Pero el corredor A empieza a tener problemas de actitud, comienza a ser egocéntrico, alardear de su talento, conformarse y dejar de entrenar pensando que el ya no lo necesita, pequeños detalles que no le afectarán a corto plazo pero el corredor B mantiene su actitud y sigue entrenando con furor.

 

Llega el día que se vuelven a encontrar y B le gana, por lo que el corredor A empieza a decaer y por falta de actitud, abandona el deporte.

 

La anterior historia es una realidad que yo he vivido con muchos compañeros de atletismo y es muy común que pase. A veces pensamos que mantendremos un gran nivel por mucho tiempo, que nuestro talento hará las cosas por nosotros pero la realidad es que el tiempo se siente y lo que dejas de hacer hoy, el día de mañana será tu consecuencia.

 

Podremos perder velocidad, resistencia por diversos factores pero jamás debemos perder la actitud.

Les escribe con cariño un corredor más, Omar Martinez.

#CorrerMeHaEnseñado

¡Cambio y fuera!