Arriésgate a perder el miedo

ARRIÉSGATE

TAL VEZ PIERDAS,

PERO LO MÁS IMPORTANTE...

EL MIEDO.

 

Se imaginan cuántas cosas haríamos sin miedo, sin ese temor al fracaso o que no nos salgan las cosas, pues seguramente exploraríamos los límites de nuestra capacidad y eso conlleva a dos opciones:

 

Fallar o lograr.

 

Tal vez falles y sientas desánimo o frustración al grado de abandonar el objetivo, pero eso pasa porque no canalizas la derrota como aprendizaje ya que lo absorbes de forma negativa pero no te das cuenta de lo mucho que has perdido.

Al arriesgarte, intentaste darlo todo y olvidaste excusas parar armarte valor y perder lo más importante.

 

EL MIEDO.

 

Sin él ganas elementos indispensables para el éxito, como lo es una actitud positiva, mentalidad de esfuerzo, capacidad para crear resultados, deseos de superación y enfoque total en el objetivo.

Sin duda correr me ha enseñado a no tener miedo ante los retos y afrontarlos con coraje y pasión, de esa forma siempre ganaré.

Con cariño les escribe un corredor más, Omar Martinez @Vomarmar en twitter e instagram.

 

#CorrerMeHaEnseñado

¡Cambio y fuera!