César Ramírez, El atleta mexicano que venció al cáncer testicular

CÉSAR RAMÍREZ, EL ATLETA MEXICANO QUE VENCIÓ AL CÁNCER TESTICULAR.

 

Cesar Ramírez ha sido uno de los sprinters mexicanos más destacados en los últimos años. En 2015 era referente de los 100m planos con un tiempo 10,30 segundos. En 2016 se aseguró un lugar para los 200 metros en Río, pero su sueño se convirtió en una pesadilla que lo alejo de su gran destino olímpico, enfermó de cáncer testicular.

 

"Un mes antes de Río me di cuenta de que algo no estaba bien conmigo", recuerda el joven de 23 años de edad. "Fui a hacer algunos chequeos y ahí es cuando descubrieron el diagnóstico: cáncer testicular". comenta en una entrevista para IAAF Spikes.

 

La primera reacción de Ramírez fue de asombro y resignación,

"Pensé, 'ok, extrañaré a Río, pero tengo la oportunidad de salvar mi vida y otra Olimpiada llegará, 2020 o incluso más tarde'", comenta en la entrevista.

 

"Todo fue muy rápido", explica el nativo de Sinaloa. "Una semana entre A la detección, la cirugía y el inicio de la quimioterapia".

 

Se sometió a 15 sesiones de quimioterapia, otrass cinco fueron inicialmente programadas, pero su cuerpo respondió de manera sombrosa y poco a poco fue venciendo a la temible enfermedad.

 

Un atleta nunca debe mostrar signos de derrota ante la adversidad o ante un gran competidor siempre se debe salir a luchar y ese espíritu lo mantuvo positivo.

 

César fue alejado parcialmente del atletismo, sin embargo el apoyo de sus familiares, amigos, fanáticos, su entrenador Iván Di Carlo Salcedo y el rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra, se ha sobrepuesto de la enfermedad con duras quimioterapias y amor por vivir.

 

El gran cariño por su esposa Samara e hijas gemelas, lo hicieron volver a las pistas de Ciudad Universitaria y triunfar en los 400 x 100 metros planos y en los 100 metros planos en la Universiada Regional de este año en Culiacán, Sinaloa, y también a nivel internacional en el mundial de relevos en Bahamas 4x100.

 

César nos da una poderosa lección de vida de que nunca debemos abandonar los sueños por más adversidades se nos pongan enfrente.

 

El atleta es así, no abandona la batalla, a mitad del camino, combate hasta la línea de meta por el deseo de victoria, y si es derrotado lo intenta de nuevo porque en él vive el alma de un guerrero.

 

Con cariño un corredor más, Omar Martinez Ruiz, @Vomarmar en twitter e instagram.

#CorrerMeHaEnseñado

¡Cambio y fuera!.