· 

La Filosofía "Poco a Poco" por Rhonex Kipruto

El año pasado Rhonex Kipruto logró el segundo mejor 10k de la historia con 26 minutos y 46 segundos, impresionante ritmo de 2:40 por km en el grand prix de Praga además es campeón del mundo sub 20 de 10mil metros.

 

Es uno de los corredores sensación del momento, tiene el potencial de convertirse en una leyenda, en una entrevista para la IAAF comparte su filosofía de "Poco a Poco":

 

Es una filosofía que muchos kenianos siguen, incluyéndome a mí.

 

"Poco a poco".

 

Porque en la vida, en la carrera a distancia, el éxito no ocurre de la noche a la mañana. Es un largo viaje hacia la cima, y la única manera de llegar allí es tomar las cosas con calma.

 

De niño, eso es lo que hice en mi viaje a la escuela todos los días. Estaba a 4-5 km de distancia, y siempre venía a casa a almorzar, así que cubría esa distancia cuatro veces al día, cargando mis libros escolares en la espalda.

 

Pero no fue un entrenamiento serio, nunca se trata de ir a cierta velocidad; simplemente estaba corriendo lentamente.

 

Crecí en un pueblo pequeño, Kombatich, y mis padres eran agricultores. Teníamos animales y cultivos, pero era solo para subsistir. Cuando era niño, siempre ayudaba en la granja, cuidando el ganado, y hoy todavía doy una mano cuando estoy de vuelta en casa.

 

Pero mi vida ahora es muy diferente.

Rhonex Kipruto marca 27:08 en 10k en Nueva York (NYRR / organizadores) © Copyright
Rhonex Kipruto marca 27:08 en 10k en Nueva York (NYRR / organizadores) © Copyright

Al crecer, siempre quise convertirme en un soldado, parecía una buena forma de ganarme la vida, pero ahora tengo otro sueño. Ahora soy un atleta de tiempo completo, entrenando dos veces, a veces tres veces al día.

 

No menos de 20 kilómetros por día, y unos 140 kilómetros por semana.

 

Si nuestra segunda sesión del día es una sesión difícil, descansaremos por las tardes, pero si no, haremos una tercera sesión. Por lo general, es algo fácil, como 20 a 30 minutos de trote y algunos ejercicios, ejercicios y diagonales, en los que avanzamos a gran velocidad por un campo de fútbol y luego corremos al otro lado.

 

Cuando empecé en el deporte, había dos atletas que admiraba: Eliud Kipchoge y David Rudisha. Lo que tienen en común es que son superestrellas del deporte, pero más allá de eso, son grandes personas en el mundo. Son profesionales, hacen bien su trabajo y por eso me inspiran.

 

Desde 2015 he podido aprender mucho de Rudisha en particular. Ese fue el año en que comencé a hacer campamentos de entrenamiento en St. Patrick's High School en Iten durante mis vacaciones escolares.

 

Ian Kiprono me trajo allí por primera vez, y ahí fue donde conocí a mi entrenador actual, el hermano Colm O'Connell.

 

Es un entrenador al que le gustan los atletas disciplinados, trabajadores, atletas con futuro. Supongo que lo vio en mí porque desde entonces me han dado la bienvenida para entrenar allí todo el tiempo.

 

Después de terminar la escuela el año pasado tomé mi decisión: quiero ser atleta profesional.

 

En St. Patrick, comparto una habitación con Solomon Boit, que tiene la misma edad y un nivel muy similar al mío. Entrenamos juntos todos los días, luego discutimos sobre la música: a él le gusta tocar pop keniano, a mi me gusta el gospel.

 

Somos rivales, pero también amigos. Cuando gané la medalla más grande de mi carrera, jugó un gran papel, ayudando con el ritmo en la final de 10,000 m en el Campeonato Mundial Sub-20 en Tampere el año pasado.

 

El hombre que ambos temíamos ese día era Jacob Kiplimo de Uganda, pero cuando alcanzamos 6000m lentamente, lentamente ya no existía más. Sabía que necesitaba moverme, rápido.

 

Rhonex Kipruto gana los 10.000 m en los Campeonatos del Mundo Sub-20 de la IAAF, Tampere 2018 (Getty Images) © Copyright
Rhonex Kipruto gana los 10.000 m en los Campeonatos del Mundo Sub-20 de la IAAF, Tampere 2018 (Getty Images) © Copyright

Fue la mayor victoria de mi carrera, pero gané ese título no solo para mí. Fue para todos mis compañeros kenianos.

 

Ocho meses después, todavía es un gran recuerdo, pero ahora quiero hacer lo mismo en un nivel superior. El Campeonato del Mundo de cross country será la primera vez que represento a Kenia en senior, y voy a Aarhus para obtener una medalla.

 

Corrí muy bien en las carreteras y en la pista el año pasado, pero el cross country siempre ha sido mi primer amor, es lo que hice en mi primera carrera y sigue siendo mi superficie favorita.

 

Después de este fin de semana, uno de mis grandes objetivos para el año es el récord mundial de 10 km en las carreteras: 26:44. Me lo perdí el año pasado, corriendo 26:46 en Praga, y una vez que lo consigo, puedo pensar en el récord de 10,000 m en la pista, por más difícil que sea.

 

Para los Campeonatos del Mundo en Doha, creo que me mantendré en los 10.000 m, pero el objetivo principal de todos, la principal presión para mí, será en 2020: los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

Todavía está muy lejos ahora, pero estoy tomando el viaje poco a poco.

 

Información de spikes.iaaf.org

 

Por un corredor más Omar Martinez @Vomarmar

Si te gusta mi contenido, te invito a visitar mis otras redes sociales:

@CorrerMeHa 

https://www.facebook.com/corrermeha/

https://twitter.com/CorrerMeHa

https://www.instagram.com/corrermeha/

@Vomarmar 

https://www.facebook.com/VomarmarOmarMartinez/

https://twitter.com/vomarmar

https://www.instagram.com/vomarmar

Grupo de Facebook: Correr Me Ha Enseñado

web: www.corrermeha.com

 

#CorrerMeHaEnseñado