· 

La historia de Ahmed El Ouafi, el campeón de maratón olímpico que terminó como vagabundo

LA TRISTE  HISTORIA DE UN CAMPEÓN DE MARATÓN OLÍMPICO AHMED EL OUAFI.

 

No se sabe bien su fecha de nacimiento, aproximadamente nació en 1889, El Ouafi fue un brillante atleta francés de origen algerino quién tuvo una historia trágica, de las más tristes en el deporte.

 

Se sabe poco de su infancia, pero provenía de una muy humilde familia, fue descubierto por un teniente francés cuando prestaba servicio militar, de ahí fue enviado a París en 1923 para participar en las pruebas organizadas por la federación francesa de atletismo, en 1924 fue séptimo en el maratón olímpico de París.

 

Aquellos que conocían a Ahmed relatan que era un hombre que nunca dejaba de sonreír y era una persona apreciada, a la gente le gustaba entrenar con él por la gran vibra positiva que tenía ante la vida.

 

Cuatro años más tarde se calificaría para los JO de Amsterdam 1928 y fue la mayor sensación olímpica al ganar oro en el maratón con 2h32'57", se dice que fue una gran batalla por el primer lugar en la que El Ouafi fue un vencedor contundente.

 

Todo era gloria en ese momento para Ahmed, apenas acababa de recibir su medalla de oro y ya partiría para Estados Unidos para empezar a formar otra vida, empezó a trabajar en otros rubros ajenos al atletismo, el propietario de un circo lo exhibió y la federación francesa de atletismo lo descalificaría acusado de falta de profesionalismo.

 

Al regresar a Francia ya había perdido lo que tenía más valor para el, su carrera atlética, con su desgracia, compró un pequeño café a lado de la estación de Austerlitz, sin embargo con el tiempo se dejó despojar de su bien por su socio. Sin dinero ni trabajo se convirtió en vagabundo.

 

Olvidado y segregado, se le recordaría cuando Alain Mimoun obtuvo la épica victoria del maratón olímpico en Melbourne 1956, de esta forma fue sacado de un cuarto de siglo de olvido. Sobre las pantallas de televisión, la Francia deportiva descubrió a un hombre maltratado de 57 años, calvo, sin dientes, cara triste que definitivamente había dejado de sonreír por mucho tiempo.

 

El gran atleta y campeón olímpico sobrevivía gracias a la comida que le daba una hermana caritativa y él repetía lastimosamente el recuerdo de su gloria olímpica.

 

Tres años más tarde del triunfo de Mimoun, El Ouafi salió a la luz pública por un triste hecho, su muerte involucrada en un tiroteo en Saint Denis.

 

No se sabe la causa del tiroteo, pero El Ouafi fue enterrado y olvidado por el mundo del atletismo, una triste historia de un campeón olímpico.

 

En la vida siempre nos enfrentaremos contra circunstancias de gravedad, esta en nosotros encender nuestro carácter y salir adelante a como de lugar, espero les haya gustado esta historia de un atleta olvidado, les escribe con cariño un corredor más Omar Martinez @Vomarmar

 

Si les gusta mi contenido síganme en mis distintas redes:

@CorrerMeHa 

https://www.facebook.com/corrermeha/

https://twitter.com/CorrerMeHa

https://www.instagram.com/corrermeha/

@Vomarmar 

https://www.facebook.com/VomarmarOmarMartinez/

https://twitter.com/vomarmar

https://www.instagram.com/vomarmar

Grupo de Facebook: Correr Me Ha Enseñado

web: www.corrermeha.com

Youtube:https://www.youtube.com/channel/UCNuytAYjJMLWsukCtf7Yinw

 

#CorrerMeHaEnseñado

¡Cambio y fuera!