· 

Un nuevo estudio concluye que comer huevos aumenta el riesgo de muerte prematura, pero hay debate acerca de sus resultados

Tal vez incluso más que la carne roja, el café o el vino, las yemas de huevo parecen provocar un debate sobre si son una excelente fuente de vitaminas y proteínas, o un detonante de un ataque cardíaco.

 

Un nuevo estudio recién publicado en JAMA ha abierto más el debate, después de analizar los datos de casi 30,000 adultos de seis estudios que abarcan 31 años de seguimiento, los investigadores concluyeron que consumir 300 miligramos (mg) de colesterol en la dieta por día (una yema de huevo, en comparación, proporciona 185 mg) aumenta la enfermedad cardiovascular incidental en 17 por ciento y muerte prematura por cualquier causa por 18 por ciento.

 

Comer solo tres o cuatro huevos por semana se asoció con un riesgo 6% mayor de enfermedad cardiovascular y un riesgo 8% mayor de cualquier causa de muerte. Y si come dos huevos por día, aumentará su riesgo de enfermedad cardiovascular en un 27 por ciento y su riesgo de muerte prematura en un 34 por ciento, según el estudio.

 

En el estudio, el mayor consumo de huevos tuvo estas asociaciones independientemente de la edad, los niveles de actividad, la raza, el estado de fumador, la presión arterial o los niveles de colesterol.

 

"Nuestro estudio no sugiere que haya una cantidad segura para el consumo de huevos", dijo el investigador líder Wenze Zhong, Ph.D., en el Departamento de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. “Cualquier nivel de consumo de huevo se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad, porque encontramos una asociación dosis-respuesta. Un mayor consumo significa un mayor riesgo ".

 

El Debate acerca de sus resultados.

 

De acuerdo con Alyssa Pike, R.D., gerente de comunicaciones de nutrición en el Consejo Internacional de Información Alimentaria, el debate sobre los huevos se originó debido al alto contenido de colesterol de las yemas, y las recomendaciones anteriores advirtieron a las personas que comieran menos colesterol.

 

Sin embargo, Alyssa Pike, mencionó que los límites diarios de colesterol se eliminaron de las Pautas dietéticas 2015 para el gobierno de los Estados Unidos.

 

"Este cambio se produjo porque el cuerpo de investigación actual sobre el colesterol en la dieta no apoya la idea de que las fuentes de colesterol en la dieta tienen un gran impacto en nuestros niveles de colesterol en la sangre", dijo.

 

Stuart Phillips, Ph.D, director del Centro McMaster para la Investigación de la Nutrición, el Ejercicio y la Salud, está de acuerdo en que el vínculo entre el colesterol y los alimentos puede no ser tan dañino como alguna vez pensamos.

 

"El colesterol puede ser algo a lo que prestar atención, pero su relación con la enfermedad cardíaca y la muerte no es enorme, y hay muchos otros contribuyentes", declara Stuart Phillips.

 

De hecho, el estudio en sí puede tener algunos problemas, algo importante que debe abordarse antes de sacar conclusiones radicales de sus hallazgos.

 

Para empezar, la cantidad de riesgo o peligro que se informa aquí es trivial, y la forma en que lo calcularon no se presta exactamente a una fácil determinación del verdadero riesgo de alguien, dijo Phillips.

 

Añadió que los propios autores admitieron que había limitaciones significativas.

 

En ese reconocimiento, los investigadores señalaron que puede haber un error de medición porque los datos de la dieta se basaron en el recuerdo; por ejemplo, imagine que alguien le preguntó: “¿Cuántos huevos consumió exactamente el mes pasado?”. Los datos informados no son confiables, pero los investigadores también evaluaron esto solo una vez, señaló Phillips, y asumieron que no cambió en un promedio de 17 años de seguimiento.

 

Además, declararon que utilizaban diferentes herramientas de evaluación de la dieta, lo que les llevó a implementar su propia metodología para armonizar los datos de la dieta. Finalmente, los resultados del estudio son observacionales, por lo que si bien pueden sugerir una relación, no pueden probar que una cosa causó la otra.

 

Ahora, el último punto no es sorprendente, ya que casi todos los estudios de nutrición son observacionales, y la mayoría se basan en datos autoinformados, dijo Andrew Mente, Ph.D., investigador principal del Programa de Epidemiología del Instituto de Investigación de Salud de la Población. Después de todo, es muy difícil encontrar un gran número de participantes en la investigación que deseen comer una dieta muy restringida durante décadas, simplemente para intentar encontrar posibles asociaciones de salud. Pero, Mente declara que hay varios problemas con el documento que van más allá del problema de la correlación.

 

"La principal hipótesis aquí es que los huevos aumentan el colesterol malo y cuanto más comes, peor se pone", dijo. "Pero enterrado en el apéndice hay una nota de que encontraron que una mayor ingesta de huevos está relacionada con una reducción del colesterol malo (LDL). Entonces, ¿qué está impulsando a la asociación en esta investigación? Parece que hay una contradicción con los resultados ".

 

Agregó que otro ataque contra el estudio es que los hallazgos no concuerdan con otros estudios de cohortes notables, que es una investigación realizada durante un período de tiempo, con investigadores que realizan controles en ciertos intervalos. Eso incluye estudios cuyos hallazgos concluyen que no existe un mayor riesgo de enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular con un mayor consumo de huevos, generalmente definido como un huevo por día.

 

¿Deberíamos realmente dejar de comer huevos?

 

La información del estudio pone en duda si volver a comer huevos es saludable, pero puede que no tengas que dejar de comerlos todavía. Los expertos externos plantearon dudas sobre el documento, y el hecho de que otros estudios anteriores hayan llegado a conclusiones opuestas, cambiar la forma en que come basándose en los resultados de un estudio puede ser prematuro.

 

La moderación es clave en todo lo que hacemos y consumimos, la dieta debe ser equilibrada y variada: comer omelettes de tres huevos en el desayuno todos los días podría no ser lo mejor, especialmente si los combina con otras fuentes de grasas saturadas en la dieta, como las procesadas, además si se carece de actividad física.

 

Pero, como dijo Mente, hay bastante evidencia de que un huevo todos los días es seguro, más allá de eso, él cree que simplemente no hay datos.

 

Y como todo en el campo de la salud, el mejor consejo no será una declaración general: cosas como su estado de salud y factores de riesgo individuales probablemente también desempeñarán un papel importante.

 

"Este estudio suena realmente aterrador para los amantes de los huevos", dijo la dietista Maya Feller, R.D., C.D.N. "Creo que debemos observar la predisposición genética de un individuo a las alteraciones en la producción interna de colesterol, así como a los antecedentes familiares. Esto nos puede dar una muy buena información sobre el riesgo de enfermedad cardiovascular de una persona ".

 

Conclusión.

 

Yo como corredor disfruto mucho de un desayuno de pan tostado con huevo, sin embargo no lo consumo diario, lo hago cada tres veces por semana por que sé que que la yema aumenta el colesterol, lo cual no es bueno para la salud.

 

No creo que hay que eliminar el huevo de la dieta pero si consumirlo con moderación.

 

Para evitar enfermedades lo mejor es ejercitarse y correr es un excelente deporte para mantener una buena salud.

 

Información de Elizabeth Millard de Runner's World.

 

Por un corredor más Omar Martinez  @vomarmar

Si te gusta mi contenido, te invito a visitar mis otras redes sociales:

@CorrerMeHa 

https://www.facebook.com/corrermeha/

https://twitter.com/CorrerMeHa

https://www.instagram.com/corrermeha/

@Vomarmar 

https://www.facebook.com/VomarmarOmarMartinez/

https://twitter.com/vomarmar

https://www.instagram.com/vomarmar

Grupo de Facebook: Correr Me Ha Enseñado

web: www.corrermeha.com

 

#CorrerMeHaEnseñado